Siempre he querido escribir en este blog de este tema y con motivo del "San Valentin" se me ha dado la excusa perfecta. Pero quiero advertir que solo lo pueden leer los que  son románticos, apasionados, tiernos y nostálgicos.

Mi amigo Victor, un Chileno de profesión y Hacker de nacimiento (O al contrario, la verdad nunca lo he sabido con certeza) es a todas luces lo que yo llamo: "Marmol humano" es decir una persona que no cree (ni siente) lo que los otros mortales al respecto del amor. Por supuesto el día que tocamos el tema de los Boleros el se limito a decir la frase mas ofensiva para ciento veinte años de gloriosa historia:
-Los boleros son cebolleros".
tengo que decir que mi indignación, por tan ofensivo comentario, creció como un hongo de bomba atómica en segundos, hasta el momento en que quise saber que quiere decir para un chileno "cebollero". Con una sonrisa muy ladina (y algo estúpida según lo veía yo en ese momento) me explico que la palabreja viene de cebolla.
-Claro como no me había dado cuenta- pensé- Pero y que tiene que ver?-.
-Pues que te hacen llorar!- dijo Victor como si la analogía fuera perfecta.
Entonces decidí iniciar una cruzada al rescate del bolero como expresión del mas alto grado de sensibilidad, romanticismo y lirica; iniciando con el famosísimo Victor que no es muy romantico que digamos y su sensibilidad la tiene guardada en el bolsillo de atras del pantalon.
No les voy a cansar con lo prosaico de la conversación pero si les dare a conocer  la parte importante de mi defensa del genero boleril.

Clases de Bolero para no Iniciados: Lección I
La mejor manera de aprender de boleros es analizando la letra de uno para luego escucharlo ya preparado, entendiendo la letra y dejándose envolver por la música. Los boleros (como supongo yo es toda la música según su genero, excepto el reguetón, el rap, el hip-hop y yerbas aledañas) son clásicos por su letra y su música; verdaderos poemas de la vida y música celestial. así que veamos un ejemplo.

Mil cosas (Bolero D.R.A.)

El comienzo de un bolero depende mucho del sentido del mismo y generalmente lo define;
Si pretendes Olvidarme
No podrás te lo aseguro

Ya saben de que va la cosa? Pues es de profundo despecho pero no de ese despecho llorón o "cebollero" sino de uno digno y seguro… seguimos.
Y si piensas humillarme
yo te mato te lo juro
O tu tienes que matarme.

En este punto le digo a mi amigo Victor que el "despachar" a otro por querer humillarnos no tiene nada de "cebollero" a lo que el asiente y acota algo muy cierto:
-Eso es terrible y estúpido-
No pude contradecirlo y mejor continuo.
Tu destino esta en mis manos
Y la suerte de mi parte
La partida yo la gano
Porque el amor que siempre miente
No merece tener suerte.

A pesar de que se ha mezclado el juego y la suerte no tiene nada que ver con la mafia es solo una manera de decirle a la sinvergüenza por la que se esta sufriendo que tendrá que volver con la cola entre las piernas y que cuando se sienta sola tendrá que retornar al calorcito de nuestro pecho y que si lo hace; quien sabe si todavía tengamos ganas de meternos en el mismo problema que ahora, muy a nuestro pesar pero afortunadamente, nos esta dejando. Si ven todo lo que se puede decir en cinco versos?
Pero ahora viene el destape del corazón y lo que en realidad estamos sintiendo
Mil cosas he sabido de ti
Y nunca te he dejado de amar
No importa que te vayas de mi
Nunca jamas te olvidare.

Estos otros cuatro versos desnudan nuestra alma y muestran que los cinco versos anteriores eran solo fanfarronería y que nos estamos muriendo de amor.
Y ahora el momento culminante: La moraleja. como toda historia tiene su moraleja.
El Amor es cosa rara
Enloquese y empalaga
yo te quiero con locura
y tu me matas con la daga
de un amor sin ilusión.

Aquí ya rueda por mis mejillas alguna que otra lagrima furtiva e inoportuna y le digo a mi amigo Victor que: si, puede ser un poquito "cebollero" pero que a mi me encanta y que se vaya muy para el carajo si no le gustan los boleros y que yo viene fue a otra cosa.

Fin de la lección I

Como profesor no puedo incitar a los alumnos al licor ni la vagabundería pero extraoficialmente y fuera de clase les recomiendo que para oír el bolero que hemos analizado consigamos  una botella de anisado (no digo marcas porque no he sido patrocinado) acompañada de coco fresco y limón o en su defecto una botella de vino blanco a 4 grados centígrados y algunas aceitunas.

Albert Beltran y la Sonora Martancera de Cuba- Mil Cosas

Si pretendes Olvidarme
No podrás te lo aseguro
Y si piensas humillarme
yo te mato te lo juro
O tu tienes que matarme.
Tu destino esta en mis manos
Y la suerte de mi parte
La partida yo la gano
Porque el amor que siempre miente
No merece tener suerte.
Mil cosas he sabido de ti
Y nunca te he dejado de amar
No importa que te vayas de mi
Nunca jamas te olvidare
El Amor es cosa rara
Enloquese y empalaga
yo te quiero con locura
y tu me matas con la daga
de un amor sin ilusión.

Comentarios (sean indulgentes) y sugerencias (solo para mejorar nunca para abandonar) son necesarias, aceptadas y agradecidas.